Noruega prohíbe las granjas peleteras

El pasado 13 de junio el Parlamento noruego aprobó la ley que prohíbe las granjas peleteras en Noruega a partir de febrero de 2025.

Ha sido una victoria del partido animalista Dyrevernalliansen. Antoni Krag, uno de sus fundadores dijo que espera que esto sirva para que otros países tomen ejemplo.

En Noruega existen aproximadamente 170 granjas peleteras con una facturación anual de entre 350 y 500 millones de coronas noruegas (entre 47 y 67 millones de euros).

El país nórdico, que llegó a ser en su momento uno de los mayores productores de piel de zorro, genera anualmente alrededor de un millón de pieles y representa el 1% de la producción global de piel de visón y entre el 2-3% de la producción de piel de zorro.

Es una gran noticia, ya que tras este suceso países como Irlanda están viéndose presionados para acabar con estas prácticas.

Asimismo, cada vez son más los diseñadores que optan por dejar de usar pieles: Michael Kors, Prada (a partir de 2020), Chanel…

LA DECADENCIA DE LA INDÚSTRIA PELETERA

Debido a la creciente preocupación por el bienestar animal y la ética, cada vez son más los países que optan por prohibir las granjas peleteras o adoptar medidas más estrictas que acaban provocando el cierre de éstas.

En Europa, los primeros países que prohibieron este tipo de explotaciones fueron Reino Unido en el año 2000 y Austria en el 2004. En diciembre de 2012, Holanda, que es el segundo país europeo que produce más piel de visón, aprobó la prohibición de este tipo de explotaciones y pondrá fin por completo la producción en 2024.

En Croacia, las granjas peleteras son ilegales desde 2018, después de que se cumpliera el plazo de 10 años para que los productores transicionaran hacia otro tipo de industria más sostenible. En Eslovenia está prohibido desde marzo del 2013 y en República Checa desde este año.

Los países más recientes en prohibir las explotaciones peleteras son Luxemburgo (desde octubre de 2018) y Bélgica, donde se pondrá fin a esta crueldad en 2023.

Otros países que han prohibido o están eliminando progresivamente esta industria son la República de Macedonia (2014), Serbia (2019) y Bosnia Herzegovina (2019).

Países como Polonia, Irlanda, Lituania, Estonia y Ucraina están considerando también acabar con las granjas peleteras.   

¿Y España?

Como siempre, a la cola.

En el año 2015 España adoptó medidas más ‘‘estrictas’’ para prevenir los daños ecológicos que estaban produciendo los visones que se escapaban de las granjas. El visón americano es una amenaza para la biodiversidad española y actualmente, al tratarse de una especie invasora, está prohibido crear nuevas granjas de explotación de visones americanos. 

granja visón
Imagen de una granja de visones

Deja un comentario